Don Francisco hizo una denuncia pública sobre el sistema de salud de Estados Unidos

"Es la peor sensación y la mayor angustia que he soportado en una noche", fueron parte de las palabras de Mario Kreutzberger
Don Francisco reveló que sufre de insomnio
Don Francisco reveló que sufre de insomnio

Don Francisco, a través de sus redes sociales, hizo una denuncia pública sobre el sistema de salud de Estados Unidos… Además de compartir que sufre de insomnio, confesó la angustia que tuvo que pasar, al salir de viaje y olvidar las pastillas que lo tuvo despierto más de 24 horas.

Como una pesadilla, describió Don Mario Kreutzberger, lo vivido hace unos días atrás en San Antonio Texas, cuando olvidó las pastillas recetadas por su médico, llamada ‘Lunesta’ (Enzopiclona), para poder dormir, y como él mismo lo indicó en su relato, a sus 83 años intentó solucionar de varias maneras, lo logró pero no fue nada fácil.

Por esta razón el querido conductor chileno, narró su experiencia para ayudar a quien como él, le pase esta situación en algún momento y escribió:

“Soy Mario Kreutzberger, aunque en mis 61 años de trabajo como conductor y comunicador audiovisual muchos de ustedes me conocen como Don Francisco. En esta oportunidad quiero compartir con ustedes una experiencia. El domingo 26 de noviembre pasado me invitaron a conocer el Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT), ubicado en San Antonio, Texas, en los días previos a la realización del programa solidario Teletón USA, que transmitirá el 16 de diciembre la cadena Univision en Estados Unidos. Todo iba según lo planeado, hasta que llegué en la noche al hotel y me di cuenta de que había olvidado en mi casa de Miami, el medicamento que me recetó el médico para conciliar el sueño, ya que sufro de insomnio”, comenzó escribiendo.

Don Francisco, reveló en su artículo, el nombre del medicamento que lo ayuda a conciliar el sueño, además de la reconocer la angustia que vivió, al darse cuenta que lo había olvidado y no lo tenía consigo:

“La medicina se llama Lunesta (Eszopiclona) y es un inductor del sueño que solo se vende con receta retenida, ya que su uso sin estricta supervisión médica pudiera ocasionar abuso y dependencia. No sé si por la preocupación que se sumó al enojo que me produjo el olvido y la falta de mi inductor del sueño, estuve despierto desde las 10 de la noche hasta las 8 de la mañana. En mis 83 años de vida jamás me había ocurrido algo así. Es la peor sensación y la mayor angustia que he soportado en una noche. Les confieso que fue desesperante. No hubo forma de dormir. Vi la televisión, leí, apagué la luz, la encendí, me levanté, me acosté, caminé por la pieza (habitación), escribí algunas ideas. Nada funcionó”.

Sin embargo, el animador aseguró que a pesar de no poder dormir esa noche, esperó una hora prudente para comunicarse con su médico en Miami, y pedirle una nueva receta medica, lo que no contaba era con que el doctor no podía ejercer la medicina fuera del estado de la Florida:

“Al amanecer espere una hora prudente, y lo primero que hice fue llamar por teléfono a mi médico en Miami, para contarle la tragedia nocturna. Casi rogándole le digo: “Doctor… ¿Me puede hacer una receta para unas pocas tabletas de Lunesta? Estoy en San Antonio, Texas, olvidé las mías y he pasado una noche horrible, sin poder dormir. El médico, con algo de pena me responde: “Mario. Lo siento. No le puedo dar una receta porque no estoy autorizado para ejercer la medicina fuera del Estado de la Florida. Buscando soluciones le pregunto: ¿Y podría entonces mandar la receta a una farmacia de Miami y yo llamo para pedir que me hagan la entrega acá en San Antonio? El médico amablemente me dijo que era una buena idea y que así lo haríamos”.

Todo indicaba que el problema, sería solucionado de esa forma, pero apenas comenzaron los no y la angustia para Don Francisco, volvía aumentar:

“Dejé pasar parte de la mañana y como el medicamento no llegaba, llamé personalmente a la farmacia en Miami, para saber qué ocurría. La farmacéutica que me conoce me responde: ‘Don Mario los medicamentos con receta retenida, no se pueden mandar de un estado a otro”. Con esta respuesta comencé a desesperarme nuevamente. Me resistí a la idea de pasar otra noche en vela. Busqué varias opciones. Incluso pensé en tomar un taxi y viajar unas 300 millas hasta la frontera y cruzar a Nuevo Laredo, México, para comprar ahí el medicamento sin tantas restricciones. No lo hice porque me pareció una solución un poco extrema, y por lo demás bastante cara. Alguien me propone que pida una hora de Telemedicina con un médico local en Texas que sin duda podrá hacerme una receta para una farmacia en la ciudad”.

Don Mario fue analizado por el médico local, quien además según el conductor, le realizó un interrogatorio completo para poder darle la nueva receta médica, al parecer todo iba marchando de buena manera, de hecho confesó que decidió ir él mismo a la farmacia por el medicamento pero para su mala suerte le indicaron:

“Que mi seguro médico no aceptaba entregar el medicamento fuera del estado de la Florida. Le digo que no es problema, que, si el seguro no lo cubre, lo pago yo mismo. La farmacéutica me informa que, aunque lo pague de mi bolsillo tampoco puede entregármelo porque tiene ‘receta retenida’. A esas alturas la desesperación ya se me notaba en la cara y le digo: “Señorita, entones qué puedo hacer. Por favor ayúdeme. Solo necesito dos tabletas inductoras del sueño porque llevo 24 horas sin dormir y estoy agotado. Nuevamente sin mirarme, me responde: ‘Aquí no podemos hacer nada por usted’. Con una mezcla de desesperación y bloqueo mental, llamo nuevamente al médico local quien me responde de inmediato, y me pide que lo comunique con la farmacéutica a quien le dice: ‘Señorita, este señor es una persona mayor y olvidó en otra ciudad sus medicamentos para el sueño ¿podría darle 2 pastillas, una para esta noche y otra para mañana, hasta su regreso a Miami?’. La farmacéutica responde: ‘Ya le dije a este señor y ahora le digo a usted doctor que no estoy autorizada para darle ni una sola pastilla de ese medicamento'”.

HASTA QUE POR FIN LLEGÓ UNA VERDADERA SOLUCIÓN

Luego de más de 24 horas sin dormir, las negativas de la farmacéutica y las del seguro de Don Francisco, llegó una verdadera solución que amablemente se la dio el doctor local que lo atendió en Texas, este le recetó un medicamento similar al usado por él, pero que no necesitaba receta médica:

“Saco el altavoz y le pregunto al doctor qué puedo hacer. Me responde con mucha paciencia, ‘Voy a pedir que le entreguen un medicamento diferente que se llama Ambien, y es similar a Lunesta. Además, le voy a enviar otro inductor que no necesita receta’. Le doy efusivamente las gracias al médico, porque realmente se ganó todos los premios de amabilidad. Vuelvo a la carga con la farmacéutica mientras la hora avanza y la farmacia está próxima a cerrar. Le preguntó si recibió la nueva receta. Me responde que no, y que tengo que esperar por lo menos media hora más. Me senté y le hice caso. Esperé. Afortunadamente la nueva medicina ha sido aceptada. Por supuesto me fui feliz rumbo al hotel, con la esperanza de dormir, aunque sea no con mi medicamento original. Esa noche me tomé el Ambien, más 2 gomitas de Melatonina. Comprenderán que dormí como un rey poco más de 10 horas, y casi como contradicción a todo lo ocurrido, ahora lo difícil fue despertarme”.

El querido animador, cerró su artículo, comentando que el escrito era para tratar de buscar respuestas a esta situación, ya que le podría pasar a cualquiera, además de cuestionar y hacer un llamado al Departamento de Salud de Estados Unidos:

“A todos los que viajamos nos puede pasar que por cualquier razón tenemos que quedarnos más tiempo del planificado en un lugar lejos de nuestra casa y nos falta la dosis de algún medicamento con receta retenida imprescindible para manejar dolores o inducir el sueño. ‘Algo anda maly me gustaría tener una respuesta del Departamento de Salud de Estados Unidos (U.S. Department of Health & Human Services HHS). Insisto: ¿Algo anda mal o soy yo el equivocado? Si nadie me responde tendré que asociarme a la célebre frase del Chapulín Colorado: ‘¿Y ahora quién podrá defendernos?'”.

AQUÍ PUEDES LEER EL ARTÍCULO COMPLETO DE DON FRANCISCO

Picture of Vanessa Boagne

Vanessa Boagne

SENIOR EDITOR
NOTICIAS
Maripily y Clovis compartiendo en el escenario
"Lo quiero como un hijo, respeto su relación y aquí estaré cuando me necesite", parte de lo que dijo el Huracán Boricia
La Casa de los Famosos México 2: Shanik Berman reveló tener una vida sexual muy activa
"Yo no cumplo año, yo cumplo fantasías... Le cuento historias, le cobro, lo traigo loco", dijo la participante del reality de Televisa
Francisca estrena podcast: "Un sueño sin plan de acción es un simple deseo"
La presentadora de 'Despierta América' compartió algunos consejos para que todos podamos lograr nuestros sueños
Aleska y Clovis
"Incitó a que el público me pitar, muchas cosas muy fuera de lugar, fue irrespetuosa", dijo la modelo venezolana
Otras Noticias Relacionadas
Nuevas Reglas en 'La Casa de los Famosos México'
Con esto el reality show de Televisa busca garantizar un juego justo y emocionante para todos los participantes
Chiquis habló de su boda con Emilio Sanchez y la presencia de su madre
Además contó el percance que tuvo antes del casamiento y cuándo será la Luna de Miel con Emilio Sanchez
Galilea Montijo en la primera Gala de la segunda temporada de 'La Casa de los Famosos México'
Los desafíos, el momento incómodo, y las pruebas en el debut de la segunda temporada del reality de Televisa