Perdón, Derbez

Rompí mi primera regla, dudar de todo y no repetir como loro una sola versión de la historia
Eugenio Derbez
Eugenio Derbez.

Esta historia, o estas disculpas vienen con un poco de retraso, pero bien las vale. Hace unos días, buscando una información sobre Eugenio Derbez, me topé con la entrevista que le dio a Yordi Rosado hace poco más de un año en donde, por primera vez, hablaba de la dichosa ‘no boda’ con Victoria Ruffo, aquella en la que todos creímos que engañó a la actriz haciendo un casamiento de ficción, y resulta, que la verdadera historia estaba detrás de una mentira, detrás de la supuesta farsa… ¿Muy enredado, verdad? La realidad también. Por eso, comienzo mi columna de opinión de estas semana, como el título: “Perdón, Derbez”.

Cuando llegué hace 23 años a Estados Unidos, lo primero que hice fue aprenderme los personajes importantes para todos ustedes, quiénes eran, sus historias, sus momentos tops, los no tan tops y sus escándalos. Con uno de los primeros que me topé fue con la historia de amor y desamor de Victoria Ruffo y Eugenio Derbez.

¡No podía creer que la súper actriz había sido engañada de esa manera!… La historia oficial, hasta el año pasado, decía que los actores tuvieron un romance, decidieron casarse, quedaron embarazados de José Eduardo, y que cuando el amor, que duró nada, terminó en ‘divorcio’ Victoria se enteró que la boda era toda una farsa, que Derbez había contratado a un actor que oficiara de sacerdote, y que todo estaba hecho con la complicidad de un montón de personas.

El enojo fue tan grande que hizo que Ruffo lo demandara por daño moral, por la supuesta boda falsa, y la patria potestad de José Eduardo, el hijo que tuvieron juntos. La cuestión es que el juez le condonó la del daño moral a Derbez, pero le quitó todo derecho sobre su hijo, a quien no pudo ver durante años.

Esa es la historia que conocí cuando llegué, la que decía en todas las revistas, shows de televisión, programas de chismes, y farándula y hasta los catalogados ‘serios y respetuosos’. Y sí, confieso que asumí, que me sumé al grupos de loros que repetíamos esa versión oficial a quien la quisiera escuchar, ¡¿Quién iba a dudarla?! ¡La estaba confirmando Victoria Ruffo! y, Eugenio Derbez no la estaba desmintiendo.

Sin embargo, me falló mi regla número uno ‘dudar de todo hasta el final, no quedarme con una sola versión de uno solo de los protagonistas de la historia’… Porque resulta que, lo que durante casi tres décadas afirmamos no era así.

Incluso reprochando que los periodistas no hubiéramos investigado, Derbez contó la verdad. ¿Cuál? Que su romance con Victoria Ruffo comenzó con un embarazo, que como su fuera una novela, se gestó en la primera vez que tuvieron relaciones sexuales. Que aunque de inmediato se separaron, él volvió a buscarla y a pedirle que lo intentaran.

Pensando en lo que le iban a decir a la prensa (nosotros), tramaron comprar unos anillos y decir que se habían casado, pues total nadie iba a pedirles el acta de matrimonio (contaban con que no investigaríamos). Que él, buscando que fuera algo más romántico, le quiso dar una sorpresa, entregándole el anillo en una pequeña fiesta en el techo de un hotel de México, con pizza y hamburguesas, y un amigo actor, que ambos conocían, que hiciera como de especia de juez o padre, diciendo unas palabras, y que uno amigo llevó el vestido de novia de la esposa para que Victoria se lo pusiera.

Aclaró que en ese momento Victoria Ruffo ya era la gran actriz y él recién comenzaba. Le contó a Yordi que todos en esa fiesta sabían que era algo simbólico, que todos, incluida Victoria, estaban enterados, que se emocionó con la ocurrencia y que se rieron hasta de lo grande que le quedaba el vestido prestado.

Y que esta historia de amor y risas, terminó en tragedia y pesadilla, cuando recibió dos demandas: la por daño moral por la ‘falsa’ boda, y el pedido de renuncia a la patria potestad. Fueron a juicio y finalmente, como te dije al principio, la primera la condonaron y al segunda la perdió.

Le tocó dejar de ver a su hijo varios años, y hasta un día, en su desesperación, se lo robó de la escuela, sabiendo que eso lo perjudicaría aún más. La vida no le devolvió lo perdido, pero hoy tiene una relación muy estrecha con su hijo al que, por cierto, también Eugenio contó, que el día que se casó con Alexandra Rosaldo, le pidió a José Eduardo de regalo de bodas, que su madre contara por primera vez la verdad, pero Victoria le mandó a decir que “no”.

La vida no le dio revancha, porque lo perdido no regresa, pero le devolvió una relación con su hijo y aunque no podemos regresarte las páginas y páginas que escribimos de la ‘falsa boda’, ni todo lo que dijeron los ‘opinólogos’ señalándote, sí, por lo menos ésta que escribe, te puede pedir perdón, Derbez y darte las gracias por la gran lección de lo que no puedo volver a hacer. ¡Hasta la próxima semana!

TE DEJO AQUÍ SI QUIERES VER LO QUE LE CONTÓ DERBEZ A YORDI:

Mandy Fridmann

Mandy Fridmann

CEO/MANAGING EDITOR
NOTICIAS
Peso Pluma, su música es abucheada fuertemente en el Festival de Viña del Mar
El incómodo momento se vivió horas antes del acto de inauguración, cuando el DJ colocó 'Ella Baila Sola', el tema más exitoso de 'Doble P'
Carlos Gómez le pidió disculpas a sus compañeros de 'La Casa de los Famosos USA'
"Mis disculpas a Romeh... Le pido disculpas a su familia, a mi equipo de 'Agua', a todos", fueron parte de las palabras del venezolano
Christian Nodal dio un showcase en Madrid
Tiene ya siete fechas confirmadas en España, Francia e Italia bajo la compañía Iglesias Entertainment
Otras Noticias Relacionadas
Rodrigo Romeh habla del incidente con Carlos Gómez
El venezolano le dio una cachetada en 'La Casa de Los Famosos' y fue sacado por la producción
Carlos Gómez expulsado de 'La Casa de Los Famosos USA'
Todos los detalles de lo que pasó en el reality de Telemundo y las consecuencias que deberá afrontar el venezolano
Desiguales vs. En Casa Con Telemundo.
Tú elegiste y el rating lo dejó plasmado en una gran diferencia en sus números
Christian Chávez y Christopher Uckermann antes del enojo
Christopher Uckermann y Christian Chávez, pasaron por la alfombra magenta pero se fueron ofendidos y no entraron a la gala