Ana Jurka rompe el silencio: El verdadero motivo de por qué decidió irse de Telemundo, su nueva vida y el futuro

"Es como si yo no te puedo aportar, me aparto, siento que yo necesitaba algo que en este momento la empresa no me podía dar", parte de lo que nos dijo en exclusiva
Ana Jurka. Foto: Ana Jurka

A un mes de su salida de Telemundo, y en el día que cumple sus 39 años, Ana Jurka rompe el silencio, en una entrevista exclusiva con Las Top News, habla de todo: el verdadero motivo de por qué decidió irse de la cadena, aún siendo feliz en ella; su nueva vida y el futuro.

Aún con miedo, luchando contra la ansiedad, aprendiendo a vivir más calmada, pero con la seguridad de que hizo lo correcto, Ana Jurka nos abre las puertas de su casa, esa que comparte con su familia, su esposo Joshua Jurka y sus dos hijos Seth y Noah, los motivos principales de la decisión de tomar las riendas de su presente y modificar el futuro. Poner una pausa en su exitosa carrera, en la que se convirtió, por ejemplo, en la imagen de la última Copa del Mundo en Qatar.

Pero hoy, a un año de entrar en lo que ella llama ‘su década dorada’, ella decide, y aquí cuenta por qué. También revela si es cierto que Univision la buscó para que se uniera al equipo, y revela lo que sueña y lo que está haciendo para poder cumplirlo en un tiempo no muy lejano.

-Bienvenida a Las Top News, qué felicidad compartir tu cumpleaños con nosotros, en un año que comienzas hoy, dentro de un ciclo nuevo de tu vida, y la primera entrevista en así que te agradezco que hayas aceptado.

Ana Jurka: He leído todas las notas que has escrito de mí, de mi trabajo y te lo agradezco porque siempre lo has hecho con mucho respeto y es algo que yo valoro mucho. Gracias por tu paciencia, y gracias por haber respetado y entendido, que en cierto momento no podía ni siquiera darle compartir o repost a tus historias, porque estaba en un momento en el que no podía hablar de mi situación y todo.

Ana Jurka y su nueva vida. Foto: Ana Jurka

-¿Cómo estás hoy?, ¿cómo es tú vida hoy? ¿cómo te sientes?

Ana Jurka: Estoy tranquila, estoy como en un proceso de adaptarme a mi nueva realidad… No te voy a mentir, yo estaba en un ritmo tan acelerado, que hay momentos en el que siento como: “No hice 15 cosas, hice 10 en lugar de 15”… Soy de esas que antes de irse a dormir, tiene una listita de las cosas que va a hacer al día siguiente, y el día después, y entonces cuando veo que no he cumplido algo que quería hacer, o me toma mucho tiempo algo me frustro. Estoy aprendiendo mucho, estoy en ese proceso de aprender incluso a relajarme. Mi esposo me dice: “Ey, cálmate”, el pobre a de decir, esta vieja es una intensa, ojalá ya, hay que mandarla afuera de la casa. Siempre he sido muy de planes, de estructuras, y entonces por momentos es incómodo y por otros momentos como, ¡ah qué rico!

Es importante comenzar con el ¿qué pasó?, ¿por qué decidiste irte de Telemundo, siendo una compañía donde te fuiste también muy feliz?

Ana Jurka: Sí para empezar, sí fue mi decisión, lo dije en mis redes y hay todavía gente que de repente ve feo y está insultando a Telemundo, porque me dejó ir y yo no puedo estar contestando absolutamente cada mensaje que veo, que ponen en las redes de Telemundo. La verdad es que fue mi decisión, y lo hice por mi familia, y por ganas de crecer. Yo sé que suena, suena raro, porque yo de verdad que estaba muy feliz en la empresa hasta cierto punto. Amo Telemundo que de repente las cosas que me frustraban, decisiones que me frustraban, estrategias que me frustraban, era precisamente porque amo la empresa, y amo a mis compañeros, y sé el potencial que tiene… No tiene nada que ver con que haya un mal sentimiento por Telemundo o algo, todo lo contrario. De hecho, hasta cierto punto, es como si yo no te puedo aportar, me aparto, siento que yo necesitaba algo que en este momento la empresa no me podía dar, y no tiene nada que ver con dinero, no tiene que ver tampoco nada con que estoy pidiendo cosas aquí o allá, es simplemente que, para mi familia, el horario en el que yo estaba era muy difícil.

Yo trabajaba durante la semana, era muy variante mi horario por el rollo de que los que trabajamos en deportes y sobre todo si trabajamos en una cadena que no es de deporte, dependemos de: fechas FIFA, fechas de X o Y o Z… No es como que te puedo decir: “Yo trabajo todos los martes, miércoles, sábado, domingo”, la gente que trabaja en deportes lo entenderán, la fuerza estaba ahí viernes, sábado y domingo en la noche, pero de salir a las 2:30, 3 de la mañana, constantemente viernes, sábado y domingo, y la verdad, que a mí se me hacía muy difícil en este momento de mi vida, no de mi carrera, pero de mi vida. A mí me gustaba la verdad, me gustaba mucho el show, mis compañeros, amo a mis compañeros, pero para mí familia estaba haciendo muy difícil porque yo andaba como en modo zombi todos los fines de semana, porque quería levantarme a las 7, 8 de la mañana, para ir a un partido de uno a mis hijos, pero al mismo tiempo tenía que dormirme casi a las 4:30, 5 de la mañana, porque yo vivo como a una hora del canal… Era un horario muy difícil para mi familia, y estaba ya causando problemas mi vida personal.

Llegó un punto en el que yo tenía que tomar una decisión de, o me cambian el horario o yo me tengo que ir. La verdad es que me asesoré bien, y pedí todo súper standard, porque yo decía: “Voy a hacer eso y me voy a enfocar, en que quizá sea 1 año o 2 años más de esto, y quizá luego hay una oportunidad durante la semana en deportes”… Pero la verdad es que la programación cambió mucho en Telemundo, en los último 3, 4, 5 años. Antes, hace 10 años, cuando yo comencé en la empresa, había una programación de lunes a viernes, y en los últimos 2 años esto cambió, y son decisiones que ni siquiera eran como de mi jefe en deportes, y son estrategias de la empresa, nada personal, sí en su momento y te lo digo todavía traigo como la espinita, de repente yo digo: “¡Estos pendejos que no saben que el deporte, es lo único que la gente está viendo totalmente en vivo!”,  pero son decisiones, que de repente uno por mucho que te duelan,  tienes que aceptar y empezar a hacer el balance.  

Ana Jurka junto a su esposo y sus hijos. Foto: Ana Jurka

-¿Qué pasó?

Ana Jurka: Cuando empezamos la negociación de mi contrato y la verdad es que yo estoy muy agradecida porque la empresa quería que siguiera y te lo digo de todo corazón, yo quería seguir también, simplemente no en ese horario, no me convenía y llegó un momento en que, incluso, mi jefe me decía: “Ana, pero estás loca, trabajas en deportes, en deportes todo sucede en fin de semana”… Y tiene razón, los que estamos en deporte sabemos que no tenemos fin de semana, pero yo decía: “Sí, pero no es lo mismo verlo”… Porque ya sabes que la gente que está en deporte, no hay día de descanso, más allá que el fin de semana, ves 2 partidos, en lugar de 5, es otra historia, pero nunca hay un día libre, nunca paran, es como las noticias, la gente de noticias y deportes, nunca paran. Yo le decía: “Sí, pero el problema es que Telemundo no es una cadena de deportes”, entonces si yo me voy a sacrificar a estar aquí al aire, a la medianoche, si vengo después de un partido, es muy diferente a venir después de un noticiero, es muy diferente venir de una película, venir de un programa, un reality o lo que sea, que no es de la afinidad de la gente de deportes, más allá de lo lindo que sea, es diferente.

Empecé a hacer como la balanza, y la verdad es que la empresa hizo el esfuerzo por tenerme, no me dieron carta blanca, si me hubieran hubiera dado carta blanca, allá estaría en este momento, pero sí la empresa me hizo muy buenas ofertas y la verdad es que fue muy difícil el proceso de no, y no me entendían, y yo decía: “No es un juego para que me des más dinero, ni siquiera me ofrezcan más, no es eso, yo lo que quiero es tener un balance con mi familia y el horario es muy difícil”, sobre todo cuando no es una cadena de deportes porque es ya de por sí, remar contra la corriente y en este momento como está la industria, en esta transición en la que estamos, es 10 veces más difícil.

-No era justificado, no había una justificación de por qué tenía que estar a esa hora.

Ana Jurka: Exactamente, entonces ya llegó un momento en el que estaba ya tan así con la presión y con la cabeza, porque muchos de mis compañeros, estaban como ahí pendientes y el par que sabía me decía: “Ana, pero es que te siento bien cerrada”, y que yo estoy centrada, en lo que le conviene a mi familia y no puedo perder la perspectiva. Incluso un día me fui a acostar y empecé a orar y yo dije: “Dios mío, dame claridad por favor, dime que no estoy tomando una decisión porque estoy cansada, porque estoy desmotivada, dame claridad; si tú quieres que yo siga en la empresa, me tienen que dar, por lo menos el viernes y sábado en la noche libre, para poder tener ese balance con mi familia, y voy a tomar eso como que es tu decisión”, pidiéndole ya una señal… “Yo te prometo, te prometo Dios que te voy a seguir con toda mi fe, sí me ofrecen, lo que me ofrezcan, no me importa la cantidad, los beneficios, los extras, no me importa nada, yo voy a saber que es tuyo, si me dan ese viernes y sábado, pero si no, yo voy a entender que me ofrezcan, lo que me ofrezcan, tú me estás diciendo que confíe en ti a ciegas y yo me voy a ir confiando en ti a ciegas, tú eres mi escudo, tú eres el que provee por mí, tú eres el que hace los milagros en mi vida y así me voy a ir”… La mañana siguiente tenía esa reunión con mi jefe, y ya había otra persona de recursos humanos, y ya como supuestamente era mi ‘exit interview’, pero me habían dicho: “Ana, si no has tenido esa entrevista es porque todavía te van a hacer otra oferta”, me decían las 2 personas que sabían, mis compañeros… Cuando me hicieron esa última oferta, era muy buena, era muy difícil de rechazar, como dicen ellos mismos: “Ana, ya la industria, así como está, ya nadie tiene eso”, de inmediato empecé a llorar, porque yo me había comprometido con Dios…

Yo de inmediato sabía que no lo podía aceptar, no puedo jugar con Dios, le hice una promesa, me prometí que iba a ser valiente, me prometí que no iba a tener miedo, me prometí que iba a ir con todo, con fe y confiando en mi capacidad, que si hay un momento para tomar un riesgo, no siento que puede esperar más preciso momento es que necesito hacer tomar ese riesgo es este, por la edad en la que están mis hijos y entonces así lo hice; ahí mismo les dije, ni siquiera esperé lo que te aconseja cualquier libro de negociación, no voy a jugar, no voy a jugar ni con Dios, ni voy a jugar con ellos porque aprecio muchísimo a la empresa, aprecio mucho a mi jefe, aunque a veces lo quisiera ahorcar, y entonces ahí mismo dije que no, que no perdieran su tiempo, que les agradecía con todo mi corazón y que era una de las decisiones más difíciles que he tomado en mi vida entera.

Hoy, estoy cumpliendo 39 años, y que no podía aceptar, y que les agradecida de todo corazón, que quizá ahorita muy pocos me iban a entender, pero que tenía que hacerlo, tú puedes recuperar absolutamente todo, yo puedo ahorita estar viviendo de lo que sea, de por lo menos tener para la comida y los gasto básico, y si me pongo pilas y todo, puedo ver cómo voy, pero el tiempo no se recupera y siento que me daba mucho miedo, me da, todavía tengo mucho miedo, pero me daba más miedo fallarme a mí misma, me daban más miedo fallarle a Dios, fallarle a mi familia y entrar en una zona de confort  y así lo hice.

Ana Jurka con sus ex compañeros de Telemundo. Foto: Ana Jurka

-¿Cómo fue ese momento en que tomaste la decisión, te cumpliste a ti primero, le cumpliste a Dios, le cumpliste a tus hijos y cruzaste esa puerta de Telemundo?

Ana Jurka: Uff no lo sabes, nadie sabía, literalmente sabían 2 personas que son tumba, mi jefe, mi esposo, creo que se lo había dicho a mi mamá, o a uno de mis hermanos… Yo iba a trabajar con la boca cerrada, estuve un mes así, nadie sabía, la gente supo hasta que salió tu nota, porque en esa semana de casualidad, no sé cómo y alguien más supo, por alguna razón salió la información. Unos días antes de que saliera tu nota, ciertas personas muy específicas, me empezaron a preguntar y entonces yo les dije: “Sí, este fin de semana es mi último fin de semana”… Era como un shock y todavía muchos decían: “No, sí sigue viniendo es que es imposible”.

Este último mes fue muy difícil para mí, bien difícil porque te lo juro, hice un último partido de Estados Unidos, y estábamos Tab Ramos, Andrés Cantor, Manuel Sol y yo, y me acuerdo que yo daba vueltas en el estudio; y me acordaba como de todos los momentos, de cuando entré, haciendo solo un minuto al aire en los partidos de Premier League, una vez. Cuando estaba solo 1 o 2 veces a la semana, y para mí ese minutito al aire era como “¡Voy a estar al aire!”, me acordaba de eso; me acordaba de cómo después me fui ganando esos 30 segundos extra, y luego otros 2 minutos, y luego la Previa Completa, y luego ya era la Host… Así empecé y entonces se me hacía difícil o cuando mis compañeros me decían: “Anita, cuando vayamos a tal lugar no sé qué; Anita y los olímpicos no sé qué; Ana, sabes qué deberíamos hacer una nota XYZ”… Yo sabía que no iba a pasar… Empecé a sacar cositas, sin que nadie se diera cuenta, porque yo decía: “No quiero que nadie me vea cargando todas las cosas, ese último día”… Fue muy difícil, el último día la pasé malísimo, malísimo, estaba súper incómoda, yo decía: “No debí, no debí venir, mejor era no decir nada, mejor que ya no me vieran y luego poner un post en mis redes sociales”… No quería que nadie me viera así llorando y todo, porque la gente de repente no entiende, la gente dice: “Ay, pero si tú decidiste irte ¿por qué estás llorando?’”

¿Cómo fue, a partir de ese día, volver a tu casa y poder ir a los partidos de fútbol de tus hijos, sin estado zombi, preparar el desayuno feliz y contenta?

Ana Jurka: Ha sido súper lindo, como que el chiquitín todavía no entiende mucho; el grande sí, el grande me dice: “¿cómo así?, ¿vas a estar hoy en la casa?, ¿vas a ir a esto, de verdad?… El chiquitín,  no sabe, ese vive su mundo y es otra historia, pero el grande, Seat, que tiene 7 años, él sí lo entiende… Cuando pude ir a cada acto que hubo en la escuela en diciembre, para Navidad, para lo que sea o cuando me vio que estaba haciendo las preparaciones de Navidad o Thanksgiving estuve caminando con ellos en la mañana, estuve cocinando toda la tarde, fue como irreal, y mis hijos súper, súper, súper felices… Ahora, en la parte que yo creo que no les está gustando mucho es porque yo soy muy militar en la en la cuestión de organización, las cosas en su lugar, entonces ahora que yo ando con más tiempo, ando más policía, cómo que van a decir: “¿A qué hora se va ya?, Vete”, pero sí ha sido.

-Van a decir ellos: “Telemundo, mi mamá lo pensó mejor”.

Ana Jurka:  Y no, y yo también, créeme, que yo también ha llegado un momento, en el que yo digo: “Ay qué difícil esto, voy a hacer como Tom Brady, que se retiró y 2 meses después: “Saben qué, siempre es mejor que sí”, y yo digo: “Será que hoy llamo y les digo: ‘Ay por favor, sabes qué, me arrepiento, dame, dame por favor, yo llegó, ¿qué hago? Te trapeo también, dale, voy para allá”… Pero no es un proceso, van a tener que aguantarme.

Ana Jurka
Ana Jurka.

-Ana, como tú bien compartiste al principio, tú no paras, esto es raro para ti y para todos nosotros, todos te extrañamos y tú tienes sueños, ¿qué quieres para tú futuro laboral, para tu carrera?

Ana Jurka: Mira he crecido personal y profesionalmente, y no me refiero como en cuestión de como popularidad o lo que sea, me refiero como a mi mente, mi mente se ha abierto mucho y la verdad es que lo que quiero, es no encerrarme en nada, no quiero ponerme en una caja. Antes la gente me conocía solo por hacer deportes, luego vino la pandemia, se les ocurrió ‘En Casa con Telemundo’, que supuestamente iba a durar 2 semanas, luego que solo 2 meses y se quedó, y es muy exitoso, es un programa muy bien hecho y todo, y que lo hice y era totalmente fuera de mi zona de confort, sobre todo cuando empezó a cambiar y a pasar del ‘feel good show’, buenas noticias, y todo bonito, y todo positivo, a meter otras cosas y yo: “A mí no me gusta esto, no me gusta especular, no me gusta el chisme, no me gusta”… Había como muchas cosas que me hacían sentir incómoda y fui creciendo con eso, ya hasta bailé al aire, salí de mi zona de confort, me estiré y aprendí a conocer a otro público, aprendí a conocer otra parte de mí.

Aprendí que la gente no solo quería verme hablando de deportes, y te lo digo porque ahorita he estado poniendo cosas en mis redes sociales, que más que todo, haciendo cosas en la casa, he puesto muy poco de deportes, porque quise darme un como un break, como un detox este mes es como bajo en materia de deportes, y la gente le encanta estarme viendo con mis hijos… No quiero encerrarme a nada, quiero hacer deportes, pero también quiero hacer entretenimiento, quiero que la gente conozca cada parte de mí, quiero abrirme más.

Sé de muy buena fuente, que te han llegado ofertas de varios lugares, entre ellos Univision, ¿es así o no es así?

Ana Jurka: No, oferta real no, te mentiría.

-¿Interés?

Ana Jurka:  Interés, sí, pero han sido conversaciones muy vagas de verdad, o sea de: “Oye, nos gusta tu trabajo, nos encanta lo que haces… Platiquemos’… Recibí una oferta en diciembre y no la pude aceptar, tenía que mudarme para lo que iba a hacer, incluía trabajar los fines de semana y los números no eran los suficientemente buenos, para que yo hiciera el movimiento y esa es la realidad, no era una mala oferta, era un lugar incluso en el que me ilusionaría trabajar, pero dije que no y fui totalmente honesta con ellos, para empezar muchísimas gracias, porque no tenía ni una semana de haberme salido, cuando ya tenía esa oferta y fue como: “Wow, sí hay gente de la que yo ni siquiera tenía en mi radar, que le gusta y ha visto y está interesada en mí”… Probablemente, de aquí a 6 meses, 1 año, haya otra no sé, es la verdad, la realidad ahí sí que fue por dinero, porque era muy buena oferta, pero no para hacer la mudanza, porque recuerda, no soy solo yo, tengo que pensar en mi esposo, en mis hijos, escuela, casa… Es un solo lío.

-Dentro del plan que tú tienes. ¿Te gustaría volver enseguida?, ¿te gustaría volver quizás con tu propio proyecto, o quieres seguir descansando?

Ana Jurka:  Yo no soy persona de descansar… Ahorita yo sé que me convendría y es algo que yo tengo que aprender a hacer, Ana ponte 2, 3 filtros antes de hablar, pero siempre he sido así, ahorita a mí me convendría decirte: “Quiero descansar un rato, y ver qué pasa y tomarme la relajado y bla bla bla”… No, la verdad que no, estoy loca por volver a trabajar o sea estoy loca, pero sí quiero ser inteligente y no hacer algo por hacerlo, ahorita rechacé una oportunidad y era buena, pero yo dije: “No voy a tomar algo porque tengo miedo a que no me llegue otra oferta”, no quiero basar mis decisiones en el miedo, en la incertidumbre, del que no sabemos qué va a pasar, en la ansiedad de tener que estar ahí en la adrenalina del día a día de una empresa de trabajo.

Quiero aceptar algo en lo que yo crea que me puede hacer crecer, algo que me haga feliz, yo te diría ahorita, si me dijeran: “Ana, mira, vamos a abrir un nuevo programa de chismes”, no es lo que me apasiona, no te voy a mentir, voy a decir: “No es lo mío, paso”… Alguien me dijo: “Oye, ¿te interesaría hacer noticias?”, yo dije: “No, muchísimas gracias por pensar en mí, pero paso”, pero sí quiero trabajar ya, y tanto así que estoy como loca en mi casa este mes. Sí es cierto que no estaba viendo mucho deportes, estaba viendo las cosas que yo quería ver y leyendo mis diarios como siempre hago, pero he estado estudiando de ¿cómo entender algoritmos?,¿cómo entender no sé qué?, ¿cómo aprenderme este software?, practicando cómo editar, haciendo un montón de cosas para poder trabajar en mis redes sociales, que yo digo: “¿Sabes qué?, tal vez quiero empezar mi canal de YouTube, mi tengo apenas mil suscriptores, si ustedes que están viendo en YouTube, se puede suscribir a Ana Jurka, se los acepto, gracias”.

Ana Jurka. Foto: Ana Jurka

-Vamos a suscribirnos.

Ana Jurka: Ahorita no puedo monetizar en YouTube, pero quiero hacerlo y tomarlo como una inversión de mi tiempo, para aprender, para ganarme a ese público, quiero seguir trabajando en darle esos resúmenes de análisis y cosas así que les gusta, a mi audiencia sea en Facebook, en Instagram, lo que sea, y aunque no gane, estoy ganado no, es seguir activa, en darles incluso a ellos como se merecen, porque yo me debo a ellos y eso es lo que voy a estar haciendo, como para que no me coman las ansias, poder estar haciendo algo.

-¿Qué aprendiste de ti en este proceso?

Ana Jurka:  Que soy más fuerte de lo que yo creía, soy más valiente de lo que yo creía, que me interesa, que me importan ciertas cosas mucho más de lo que yo creía… Cuando estaba en esos últimos días en el canal, estaba platicando con uno de mis amigos que sabía y me dijo: “Para mí, yo diría me quedó, y quién sabe lo que va a pasar dentro de 1 año, ¿qué tal si quitan ese show del aire?, así como quitaron el de lunes a viernes, y ya tienes el fin de semana libre, ¿no crees que está haciendo tonta?… Es que para ti tu trabajo no es el medio, es el fin, muchas personas ven un trabajo como van del trabajo terminan y se apagan, para ti tu trabajo es, no es el medio, es el fin”… Es cierto, la verdad, no sé si sea malo, si tengo que entrenarme a que no lo sea, no lo sé la verdad tengo que aprender qué onda con eso.

Ana Jurka orgullosa de su bandera. Foto: Ana Jurka

Cada uno lo que le haga feliz…

Ana Jurka:  Pero para mí es, para mí es como a como una misión, yo quiero que la gente, cuando me vea al aire, me vea feliz, que pueda transmitirle esa tranquilidad, esa felicidad, ese olvídense de todo lo que hay afuera, de los problemas, de la economía, clima o lo que sea, y enfóquense en pasarla bien un rato; ya sea que les estoy hablando de deporte, de entretenimiento o lo que sea, olvídense y distráiganse. Eso, para mí, es incluso una misión, entonces he aprendido qué tan importantes son ciertas cosas para mí, que antes quizá no lo sabía.

-Hoy estamos en un día muy especial, porque son tus 39 años, estás a un poquitico de cambiar de década.

Ana Jurka:  Mi década soñada, Andrés Cantor me regaña y me dice: “Dejá de decir que los 40 son tu década soñada, dejá de decirlo”… Y yo le digo: “Lo siento, pero para mí es mi década soñada”, desde que tenía 22, 23 años yo decía, cuando yo llegué a mis cuarentas pufff… Así que no más bien, no tienes idea como me emociona.

-Pero hoy festejando los 39, en tu nueva etapa de la vida, donde has aprendido mucho de ti, donde nosotros estamos aprendiendo mucho de ti también, tengo aquí una vela azul; azul como el príncipe de los sueños y la voy a aprender para que juntas la apaguemos, y pidas 3 deseos que puedas compartir con tu público.

Ana Jurka:  Deseo número 1, “quiero algún día poder trabajar haciendo lo que amo tanto en español como en inglés; número 2, “quiero que me empiecen a ver en YouTube y que crezca mí el canal de YouTube, o sea es un deseo y se los estoy pidiendo así sin descaro”; y número 3, “quiero darme unas mega, súper, súper, súper vacaciones a Europa, a Italia o a Suiza este año, con mi esposo y con mis hijos”, ojalá Dios quiera, el presupuesto ahorita está apretadillo, pero por eso es que digo que quiero, es un deseo, ojalá, quiero pasar la Navidad en la nieve, quiero darles eso a mis hijos, entonces ojalá que este año pueda cumplirlo, esos son mis 3 deseos.

MIRA LA ENTREVISTA EXCLUSIVA A ANA JURKA EN VIDEO:

Mandy Fridmann

Mandy Fridmann

CEO/MANAGING EDITOR
NOTICIAS
Rodrigo Romeh habla del incidente con Carlos Gómez
El venezolano le dio una cachetada en 'La Casa de Los Famosos' y fue sacado por la producción
Carlos Gómez expulsado de 'La Casa de Los Famosos USA'
Todos los detalles de lo que pasó en el reality de Telemundo y las consecuencias que deberá afrontar el venezolano
Otras Noticias Relacionadas
Desiguales vs. En Casa Con Telemundo.
Tú elegiste y el rating lo dejó plasmado en una gran diferencia en sus números
Christian Chávez y Christopher Uckermann antes del enojo
Christopher Uckermann y Christian Chávez, pasaron por la alfombra magenta pero se fueron ofendidos y no entraron a la gala
La Casa de los Famosos USA: Los enfrentamientos después de las nominaciones
Las protagonistas de este nuevo enfrentamiento fueron: Cristina Porta, 'La Bebeshita', Maripily y 'La Bronca'
Las emociones vibraron en la sala de prensa con palabras inspiradoras de Don Omar, Gente de Zona, Chayanne y más
'Premio Lo Nuestro' 2024: Las estrellas se confiesan desde la alfombra magenta
Bárbara de Regil, Clarissa Molina, Christian Chávez y Christopher Von Uckermann, fueron alguno de ellos
Gisella Aboumrad sale de 'Hoy Día Bailamos' de Telemundo
Este viernes 23 de febrero, será la gran final, del reality show, y la podrás seguir por Las Top News