¿Víctima? ¡Jamás! 

Si de algo estoy seguro, es que "víctima" es lo que jamás seré
Mauricio Ginestra
Mauricio Ginestra

A veces me pregunto por qué me gusta tanto escribir. A medida que pasan los años, he llegado a pensar que plasmar mis pensamientos no solo es un desahogo, sino una forma de respaldar mis ideas, a modo de poder revisitar mis reflexiones años después y realizar una autoevaluación para ver si realmente he crecido. Confieso que rara vez me aplaudo, pero así es la vida: un constante crecimiento, un “ensayo y error” perpetuo hasta que, bajo nuestra perspectiva, el resultado se acerque a la “perfección”.

También sucede que provengo de una familia llena de cualidades maravillosas, aunque la buena memoria no sea una de ellas. Quizás por eso también me gusta dejar mis pensamientos por escrito, por más locos e incoherentes que me parezcan. Este es otro de mis innumerables defectos: soy mi más implacable juez. Y es que alguien dijo una vez que “el secreto de la felicidad es la mala memoria”, pero hasta eso juega en mi contra a veces.

Aunque olvido casi todo fácilmente, hay momentos que puedo revivir al cerrar los ojos, sin importar cuánto tiempo haya pasado. Recuerdo cada sonido, cada sensación. Así fue cuando me diagnosticaron con Esclerosis Múltiple; ese día lo recuerdo perfectamente, como si hubiera sido ayer, aunque ya han pasado casi 20 años.

Con el tiempo, he aprendido a hablar más abiertamente sobre mi enfermedad, con la esperanza de que quien me escuche (o lea) sepa que, aunque esta situación te cambia la vida por completo, no es el fin del mundo. De hecho, me gusta pensar que hoy soy una persona más empática, que disfruta más de la vida, y que se adelanta a las oportunidades con un “sí” rotundo, aunque a veces me arrepienta después. No tengo muchas cosas claras en mi vida, pero una sí: de llegar el momento en que mi condición me impida hacer algo, ya lo habré hecho varias veces y sabré de qué me estaré despidiendo. Pero, y aquí soy enfático, eso puede que nunca suceda. Los pronósticos y escenarios posibles solo los conoce Dios, o quien sea en quien tu fe te lleva a creer; no hay diagnóstico que pueda con una voluntad de hierro. Doy fe de eso.

Me gusta llamarme un eterno aprendiz desde aquel día en Caracas cuando me dieron el resultado de lo que se sintió como una eternidad de pruebas médicas. Han sido años difíciles, llenos de mil batallas, pero todas las voy ganando. Este camino me enseña todos los días lo que quiero ser y lo que no. Nunca me consideré una víctima, y hasta me siento afortunado. Creo que quien soy hoy probablemente sea alguien con quien me tomaría una o dos cervezas, y con quien quizás aprendería algo de la vida.

Con esto no pretendo enseñar nada a nadie, pues sigo aprendiendo y reconociéndome. Pero sí invito a eliminar los “¿Por qué a mí?” tan innecesarios y el anclaje en el sufrimiento. La vida está pasando frente a nosotros mientras nos cruzamos de brazos a llorar, y algo de lo que estoy muy seguro es que no hay tiempo que perder.

También invito a abrazar, a reír más, a reírnos más, de todo. La tristeza arruga, y el hecho de que yo esté aquí sentado escribiendo esto, y tú leyéndome, ya en sí es un regalo.

Víctima jamás, estás creando tu nueva versión, recuérdalo siempre.

Picture of Mauricio Ginestra

Mauricio Ginestra

CONTRIBUTOR/Popticular.com
NOTICIAS
Ivonne Montero pide donantes de sangre para su hija Antonella
"Hay una nueva oportunidad de corregir una vez más la anomalía en su corazoncito", parte de lo que dijo la ganadora de la segunda temporada de 'La Casa de los Famosos USA'
Otras Noticias Relacionadas
Chyno y Nacho en Premios Heat 2024
"Nunca es tarde para quitarse el rencor del corazón, para pensar en el amor por encima del odio", el mensaje de la Criatura a su compañero
Jennifer Lopez y Ben Affleck: Ahora sí está a la venta su mansión en Los Ángeles
La espectacular casa está siendo vendida en un 10 por ciento más de lo que les costó a los 'Bennifer', en el 2023
Iván Aguilera, Simona y sus hijos Iván Jr. y Florentina esperando al bebé fallecido.
"Mis brazos están vacíos. Me duele el corazón", parte del doloroso mensaje de su madre, Simona
Sofía Vergara festejó sus 52 años enamorada y con invitados de lujo
La actriz estuvo acompañada de su hijo Manolo, su pareja Justin Saliman, la modelo Heidi Klum, entre otros